Descripción:

Con el nombre de “Tic del Oso” conocemos el movimiento continuado que realizan algunos caballos, que balancean su cabeza en la puerta de la cuadra. Una costumbre que, además de desagradable, es contagiosa para con sus compañeros de cuadra.

Por eso, en cuanto vea que uno de sus caballos comienza a realizar estos movimientos, es imprescindible que tome medidas al respecto.

Una solución sencilla y bastante apropiada es la de colgar una pelota de tenis o de golf justo en el centro de la puerta. La ataremos a una cuerda, que colgaremos en el extremo superior de la puerta, por fuera del box, haciendo que la pelota se sitúe en el medio de la puerta, por donde el animal suele asomar su cabeza. De esta forma, cada vez que balancee su cabeza, el caballo se dará contra la pelota, algo que le resultará molesto, por lo que finalmente dejará de hacerlo.

 

 


Todocaballos.com