Descripción:

Una crin limpia y brillante puede modificar casi al cien por cien el aspecto de nuestro caballo, mejorándolo totalmente.
Existe una receta casera, muy sencilla, que podrá serle de gran ayuda para este fin. Mezcle en un recipiente:

  • Una cucharada sopera de aceite de hígado de bacalao.
  • Una cucharada sopera y media de flor de azufre.
  • Diez cucharadas soperas de aceite de oliva.

Proceda a lavar las crines y después aplique esta mezcla con un cepillo.
Deje secar correctamente, podrá comprobar como las crines brillan, incluso con abundantes reflejos.

 

 


Todocaballos.com