Descripción:

Por naturaleza el caballo tiene miedo al agua; un temor que se acentúa si no es capaz de apreciar el fondo. Debemos intentar acostumbrarle para que no se convierta en un problema.

Truco:

  • Debe salir a pasear con el caballo en los días de lluvia, verá como el agua no le hace daño y se acostumbrará a pasar por encima de los charcos, ya que cuando el camino está inundado siempre terminará por avanzar por los caminos llenos de charcos.

  • Oblíguele a pasar por encima de los pequeños lagos, aunque sea con la ayuda de otras personas que empujen del animal. Para ello, le recomendamos que lo haga de la manera que aparece en el dibujo.

  • Una vez dentro del agua, conviene que le mande parar y que le acaricie, para que note que no pasa nada y pierda el miedo inicial.

  • Tenga en cuenta que el caballo entrará mucho más fácilmente en el agua si tiene sed.

  • Tenga cuidado: si un caballo patea en el agua, seguramente se va a tumbar, puede evitarlo obligándole a avanzar.

 

 

 


Todocaballos.com