Descripción:

Uno de los vicios más feos y que reportan mayor peligro para la salud del animal, es el de comerse su cama.
Los motivos que le llevan a hacer esto son varios y de muy diferente índole: aburrimiento, fibra insuficiente, parásitos intestinales o deficiencias minerales.
Le damos a continuación varias soluciones posibles:

  • Divida el programa de ejercicio que realiza cada día.

  • Aumente la cantidad de fibra de su dieta.

  • Aumente la cantidad de sales minerales ingeridas.

  • Mezcle la cama nueva con la ya usada y rocíe todo ello con un desinfectante inocuo.

Si después de hacer todo esto el problema persiste, nuestro consejo es que cambie la cama por otra realizada con virutas de madera o de papeles, menos apetecible para el animal.

 

 


Todocaballos.com