Descripción:

En ocasiones es conveniente que el caballo se mantenga tumbado, fundamentalmente después de un accidente para evitar que se lesione o para hacerle las curas pertinentes.

 Truco:

  • Ponga una rodilla en la testera del caballo y la otra sobre el extremo de su cuello.

  • No le tape la visión: podría asustarse y ponerse nervioso.

Además tenga en cuenta que deberá separarse cuando el caballo se vaya a levantar ya que sino puede lesionarle sin querer (necesita espacio para ponerse en pie).

 

 


Todocaballos.com