Descripción:

Si un caballo rehusa el bocado, no deberemos embridarlo a la fuerza. Existe un sencillo truco con el que podremos conseguir nuestro objetivo: untar el bocado con miel, de tal forma que despertaremos en el animal el deseo por saborearla, consiguiendo que acepte el bocado hasta con cierto placer.

Otro truco para conseguir que no oponga resistencia es el de hacer que el animal mastique algunas golosinas.

 

 


Todocaballos.com