Descripción:

A veces intentar que nuestro caballo suba a la furgoneta para transportarlo puede convertirse en un auténtico problema.

Truco:

Si el animal ha tenido alguna mala experiencia en un viaje anterior rehusará de todas las formas posibles volver a subir a la furgoneta ya que en su cabeza se reproducirán esos malos momentos que pueden llegar incluso a bloquearles.

Existen algunos trucos que nos serán de ayuda en esas situaciones:

  • Desorientar al caballo: colóquele algo encima de la cabeza de manera que no pueda ver y hágale girar en todos los sentidos, cerca de la rampa de la furgoneta. Nada más parar, hágale subir al furgón de manera inmediata. El caballo se encontrará en una situación como de mareo que le hará no darse cuenta de lo que está haciendo y subir sin rechistar.

  • Trate de empujarlo a través de dos ronzales que deberán ser colocados a media altura de las nalgas del caballo. Dos personas sujetarán los ronzales desde los extremos de la furgoneta sin ceder en ningún caso. El animal, al verse empujado por detrás terminará por subir.

Si el caballo sube correctamente siempre es bueno recompensarlo con alguna golosina, que hará que relacione esa forma de actuar como la más correcta y consecuentemente que la repita en sucesivas ocasiones.

 

 


Todocaballos.com